Los Escabechadores

Oliver García Mancebo

A Oliver García Mancebo (Vilafranca del Penedès, 1981) le gusta definirse, copiando la entrada que sobre Michi Panero hay en Wikipedia, como un notorio diletante 1, personaje de la vida social barcelonesa.

1 diletante
adj. y com. Que practica una ciencia o un arte sin tener capacidad ni conocimientos suficientes:
es un diletante de la literatura, cree que con leer una novela ya es crítico.
♦ Tiene un matiz peyorativo.

De este modo, como un elefante en una cacharrería, ha perpetrado incursiones en casi todos los ámbitos que le interesan: cine, literatura, animación, arte, ARTE, ilustración, publicidad, gastronomía, grafismo, música y gestión cultural. Vamos, que tenga o no formación y talento en casi nada de lo que hace, toca todos los palos. Aunque, de podérselo permitir, el único palo que tocaría sería aquel clavado a una oliva y dentro de un vaso de vermut, en cualquier bodega del barrio de Gràcia. Jamás lo daría al agua.

Caterina Balcells

Caterina Balcells (Reus, 1979) llevó a cabo, mucho antes de licenciarse en Filología Inglesa y en Lingüística, una precoz aventura autoeditorial que culminaría en los fanzines de culto Fotipelos, Falo y Periodo, explorando, en cada uno de sus centenares de números, las posibilidades escatológicas del collage de filiación naïve. Tras un breve lapso entre la poesía postista y el Carrefour, empezó a enseñar idiomas a los humanos. Cuando se hartó de ello, decidió enseñárselos a las máquinas y ahora es lingüista computacional. En sus ratos libres se dedica a hacer croquetas, comer películas y, en general, a la agitación cultural.

Stefania Lusini


Stefania Lusini (Sansepolcro, 1986) llegó al mundo de repente, sin que nadie la avisara, encontrándose totalmente desnuda en plena Toscana, el mismo año en que Bruno Munari concebía su “Alfabeto Lucini” (publicado un año más tarde). Como decía el Agente Cooper en Twin Peaks “Cuando dos sucesos aparentemente inconexos acaecen al unísono debemos prestarles toda nuestra atención.” Nacida así bajo el sino del polímata artista, Stefania se revela como una figura leonardesca que domina todos los campos de la expresión visual: el diseño gráfico, la ilustración, el gravado, el decoupage y la fotografía, con especial fijación por el desarrollo de la creatividad y la fantasía en la infancia mediante el juego. En el 2009, influenciada por otro de sus ídolos, Gigi d’Agostino y su hit Voyage, viene a Barcelona, le gusta y se la queda. Actualmente combina el grafismo con su pasión por las piadinas, redactando el que será el primer manifiesto del Movimento d’arte Porchetta.


Nos ayudan en nuestras conservas Roc Herms, que nos hecha una mano con sus fotografías y temas audiovisuales varios, la librería Fatbottoms, que ofrece su espacio y vino turbio para las exposiciones, o nuestro ínclito webmaster, Jordi Llobet, sin el cual este sitio tendría más bien pinta de power point.