El caso de Lucas Q.

¡Al ladrón!

¡Al ladrón!
El pueblo contra Lucas Quejido
Acusado de robo a puño alzado
El acusado afirma que robó por necesidad de hacer cine
– ¿El acusado se declara culpable o inocente?
– Me declaro capaz

¡Al ladrón!
A mí la sociedad
Esa escoria humana me ha robado la cartera
A mí, un pobre contribuyente decente
Que a duras penas puede permitirse el vestido de boda de su hija
– ¿Se declara culpable o inocente?
– Me declaro amable

Suena la alarma de un coche
¡Al ladrón!
Pido una subvención y me largo a Brasil
Hago cine estrujando tucanes
La protectora de animales me echa del país
Robo un yate con su criada y nos vamos a Filipinas
El amor de mi vida me deja por un contrato de seis años con el Club Mediterranée
Hago cine rompiendo platos sudorosos
Me emborracho con basureros y me declaran ilegal
Vuelvo a España cosido a la espalda de una azafata de British Airways
Hago cine con Cinexin caducado
Y lo revelo con la lengua
Vivo en los sótanos del Maremagnum
Pero me fumo un Montecristo cada día.

 

Anuncios