El Arlequín: un escabeche reusenco y vintage (o de cómo Gaudí ya era fanzinero antes que tú fueras fanzinero)

Antes de irse a Barcelona a estudiar arquitectura, Antoni Gaudí campaba por Reus con sus amigos del instituto. Con un par de ellos, Eduard Toda y Josep Ribera, fundó una revista manuscrita, de 12 números, editada por ellos mismos entre los años 1867 y 1968. El nombre de la revista fue El Arlequín.
Antoni Gaudí, de 15 años, fue el encargado de las ilustraciones. Eduard Toda, que sólo tenía 12 años cuando salió el primer número, al parecer fue el alma del proyecto. La revista osciló entre lo festivo, lo didáctico y lo poético, llegando a publicar entre las páginas de la revista versos de alto voltaje lírico tales como “Amáte yo un día cual lirio en el valle”.

Pero como que la revolución de 1868 les pilló en plano fervor autoeditor de patio de colegio, los textos acabaron tomando un tono anticlerical y antiborbónico acorde a los nuevos tiempos. Así, la revista, que pasó a titularse El Arlequín. Periódico del matiz que le dé la gana, incluía párrafos como éste, de Toda (13 años):
“No comprendemos por qué hay algunas almas timoratas que al oír hablar de la libertad de cultos, se escandalizan y claman que ésta es asesinar a la religión católica. Antes al contrario, porque con la antedicha libertad, desaparecerán para siempre esta caterva de serviles hipócritas que so capa de religión, engañan a todo el mundo.”

Estas joyas, lamentablemente, no se han reeditado nunca, pero si pasáis por Reus, podéis ver algunos de los originales en la excelente exposición sobre Eduard Toda que hay actualmente en el Museu Salvador Vilaseca de la capital del Baix Camp, hasta el 7 de enero. Desde Infancia en Escabeche proponemos una campaña de crowdfunding o lo que convenga para sacar a la luz, en formato facsímil, el lado fanzinero adolescente de Gaudí, Toda y compañía.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Miscelánea. Guarda el enlace permanente.