Era un conill…

Aún nos quedan 23 recompensas EDICIÓN ESPECIAL PACKAGING CONILL y somos conscientes de que, si para conseguir haceros con uno de ellos, todavía no os estáis dando de codazos, pasando por encima los unos de los otros, cayendo muy bajo, destruyendo el camino y hundiendo la vida a personas amadas (etc.) para lograr ese goloso objetivo, es sólo porque todavía no os hemos explicado en qué consiste esta dulce recompensa.

Queríamos guardar el secreto bajo una fina pátina de chocolate negro, al menos durante los primeros días. Pero hoy, que tenemos ya el tema más avanzado, vamos a empezar a hablaros de en qué consiste esta edición superlimitada, en cómo va su proceso creativo, y así animaros a participar en el proyecto consiguiendo la que consideramos nuestra recompensa estrella. La recompensa por la que apostamos más fuerte.

Como no se os debe haber escapado, está inspirada en la canción de Camil “El conill”: http://infanciaenescabeche.bandcamp.com/track/el-conill, una de nuestras favoritas de la maqueta.

La idea surgió de entre los tres miembros de Infancia en escabeche, durante una reunión en la que pensábamos ideas con las que retribuir a nuestros micromecenas (y en la que, por contra de lo habitual, no había demasiado vino ni espirituosos de por medio, lo cual a veces es aun peor…): el packaging del casete, su carátula, no podía ser otra cosa que un conejo de chocolate. Un “gran conill gegant” que alojara la cinta en su interior…

Era una idea fantástica, maravillosa, y lo mejor de todo ¡se nos había ocurrido sobrios! Así que al día siguiente, nos seguiría pareciendo una gran idea. No como esas iluminaciones que te parecen geniales en estado de ebriedad, pero que al día siguiente te parecen un truño a todas luces.

Así que nos pusimos manos a la obra y un servidor empezó dibujando estos diseños:

Paralelamente, Cate empezó una profusa investigación sobre el proceso de cocinar y elaborar figuras de chocolate, que la llevó a relacionarse con las más altas esferas de la repostería outsider. Actualmente, estamos intentando que nos ayude en nuestra labor el gran maestro chocolatero Enric Rovira, creador de los reverenciales “Ous Barretina” y de cuyo vídeo promocional somos absolutamente FANS:

http://vimeo.com/60367607

Last but not least, Stefania ha empezado a modelar, en sus talleres de cerámica, este flipante conejo de arcilla que nos servirá de original para el molde
repostero con el que haremos las figuras de chocolate:





Ahora que sabéis de qué va esta mandanga ¡¿A que estáis esperando para haceros con unaEDICIÓN ESPECIAL PACKAGING CONILL o, aun mejor, para sorprender a vuestra persona amada con el PACK “MI VIDA ES UN INFIERNO, SOLO TENGO PERSONAS QUE AMAR”?!

Acceded al Verkami aquí: http://www.verkami.com/projects/6729

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camil Arcarazo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.