ONLY DEATH IS REAL

Una exposición de Jordi Sagala a pachas entre Infancia en Escabeche/Fatbottom y Galería Alegría que tendrá lugar en ambos espacios.

Infancia en escabeche #3:
This Is Espinaler Tap: Cuadernos de campo de un niño entre los sifones del metal

Sábado 30 de junio a las 17h


Oliver García Mancebo y Caterina Balcells presentan en Fatbottom: El caso de Jordi S. y Rafa C.

El colectivo Infancia en Escabeche, proyecto entregado a la conservación y exhibición de muestras singulares de creatividad infantil y juvenil, la librería gráfica Fatbottom Books y la Galería Alegría, dedicada a dar cobertura, difundir y representar el trabajo de artistas que tienen una actitud libre y desafiante, presentan conjunta y simultáneamente en el Espai Al Fons de Fatbottom y en el espacio de la Galería Alegría, “ONLY DEATH IS REAL”, una muestra de la obra de Jordi Sagala, un niño de 12 años hijo del regente de la gracienca Bodega Piñol -taberna frecuentada por viejas glorias del heavy metal- que a partir del particular método pedagógico de Rafa Castañer y el interés de Jordi por la ornitología y la fauna abisal, dio rienda suelta en sus clases de dibujo a la articulación de su particular y personal concepto de lo animal, lo monstruoso y lo maligno influenciado por la imaginería iconográfica del heavy rock y la observación naturalista a partir del trabajo de campo en la bodega.

“This Is Espinaler Tap: Cuadernos de campo de un niño entre los sifones del metal” es la parte a cargo de Infancia en escabeche y que tendrá lugar en Fatbottom. La exposición recoge una muestra de la serie de intervenciones pictóricas que Jordi realizó sobre los tomos de la Enciclopedia Británica de su padre, así como su proceso accionista recogido en vídeo, y que taxonomizan una suerte de seres entre lo fantástico y lo real, con una inquietante apariencia de tests de Rorschach como resultado.

Como dice Rafa Castañer “Lo que hace especiales a estos dibujos, lo que comunican, lo que desvelan es en definitiva la inocencia que hay detrás de todos estos monstruos, la ternura que emanan todos estos tipos duros llenos de pinchos y clavos, y eso que comunica el heavy metal en general que es tan difícil de definir: quizá una mezcla de simpleza, honestidad y fortaleza.

A ninguno de los hombretones de la bodega les gustaría reconocer semejante lectura”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en This Is Espinaler Tap. Guarda el enlace permanente.